Vaginitis

¿Qué es la vaginitis?

Dibujo sobre la anatomía del área pélvica femenina
Clic Imagen para Ampliar

La vaginitis es el nombre dado a cualquier inflamación o infección de la vagina. Es un problema ginecológico común que afecta mujeres de todas las edades, un tercio de las mujeres tendrán por lo menos una forma de vaginitis en el transcurso de sus vidas.

La vagina es el canal muscular ubicado entre el útero y el área genital externa. La vaginitis de puede presentar cuando las paredes de la vagina se inflaman, debido a un irritante que trastorna el balance del área vaginal.

¿Cuáles son las causas de la vaginitis?

Bacteria, honguillos, virus, los químicos de las cremas o atomizadores, o hasta la ropa pueden causar vaginitis. Algunas veces, la vaginitis ocurre por organismos que pasan de una pareja sexual a la otra. Además, el medio ambiente vaginal está bajo la influencia de muchos factores incluyendo la salud de la mujer, su higiene personal, medicamentos, hormonas (en especial el estrógeno), y la salud de su compañero sexual. Un cambio en cualquiera de esos factores puede desencadenar la vaginitis.

¿Cuáles son los tipos más frecuentes de vaginitis?

Los seis tipos más comunes de vaginitis incluyen los siguientes:

  • Infección por "honguillos vaginales" o candida.
  • Vaginitis bacteriana.
  • Vaginitis por tricomoniasis.
  • Vaginitis por clamidia.
  • Vaginitis gonocócica.
  • Vaginitis viral.
  • Vaginitis no infecciosa.

Cada uno de estos tipos de infección tiene una causa diferente y pueden presentar síntomas diferentes, por lo que el diágnostico es con frecuencia complicado. Además, más de un tipo de vaginitis puede presentarse al mismo tiempo, con o sin síntomas presentes.

¿Qué son las infecciones por candida o "honguillos vaginales"?

Las infecciones por honguillos vaginales, como se les llama popularmente, tienen su causa en una de las muchas especies de hongos llamados candida, que normalmente viven en la vagina en números pequeños. La candida también está presente en la boca y el aparato digestivo de las personas, hombres y mujeres.

Ya que es normal que los honguillos vaginales estén presentes en una forma balanceada en la vagina, las infecciones ocurren cuando algo en el cuerpo de la mujer perturba este balance normal. Por ejemplo, los antibióticos utilizados como tratamiento para otra infección pueden dañar dicho balance. En este caso, los antibióticos matan la bacteria que normalmente protege y mantiene el balance de honguillos vaginales en la vagina. A su vez, los honguillos vaginales crecen demasiado, creando la infección. Otros factores que pueden causar dicho imbalance incluyen los embarazos, que cambian los niveles hormonales, y la diabetes, que permite demasiada azúcar en la orina y en la vagina.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por candida de la vagina?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la infección por candida. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Flujo vaginal espeso, blanco, parecido al requesón, aguado y por lo general sin olor.
  • Comezón y enrojecimiento de la vulva y la vagina.

Los síntomas de la infección por candida pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

¿Quiénes están a riesgo de padecer infecciones vaginales por candida?

Aunque cualquier mujer puede desarrollar una infección de honguillos vaginales, las siguientes mujeres podrían rener un aumento en sus riesgos de sufrir la condición:

  • Las mujeres que han tomado antibióticos recientemente.
  • Las mujeres embarazadas.
  • Las mujeres que no controlan bien su diabetes.
  • Las mujeres que utilizan medicamentos inmunosupresores.
  • Las mujeres que usan anticonceptivos con altas dosis de estrógeno.
  • Las mujeres que sufren de enfermedades de la tiroides o endocrinas.
  • Las mujeres que se someten a la terapia con corticoesteroides, que afecta al sistema inmunológico.

¿Cómo se diagnostica la infección vaginal por candida?

Además de una historia médica completa y exámenes físicos y pélvicos, los procedimientos para diagnosticar las infecciones vaginales por Candida por lo general incluyen la observación microscópica del flujo vaginal.

Tratamiento de las infecciones vaginales por Candida

El tratamiento específico de la Candida será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El tipo y severidad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento de la Candida puede incluir lo siguiente:

  • Cremas y supositorios vaginales anti-hongos.
  • Tabletas vaginales.
  • Antibióticos.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

Aunque las infecciones por honguillos vaginales son las infecciones vaginales que se discuten con más frecuencia, la vaginosis bacteriana (su sigla en inglés es BV) es el tipo de vaginosis más común en las mujeres en edad de tener hijos. La causa de esta infección es una bacteria, no un honguillo. Lo que sucede con la infección de vaginosis bacteriana, es que ciertas especies de bacteria vaginal normal crecen sin control ocacionando una inflamación. No se conoce la causa de la vaginosis bacteriana.

¿Cuáles son los síntomas de la vaginosis bacteriana?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la vaginosis bacteriana. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Flujo lechoso, poco y constante, o flujo pesado y gris.
  • Olor a "pescado" (que puede ser más fuerte durante el coito).

Los síntomas de la vaginosis bacteriana pueden parecerse a los de otras condiciones médicas. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Es importante que las mujeres embarazadas reciban tratamiento oportuno para esta condición, ya que la vaginosis bacteriana puede causar complicaciones durante el embarazo y en algunos casos, hasta se ha relacionado con los partos prematuros.

Tratamiento para la vaginosis bacteriana:

El tratamiento específico para la vaginosis bacteriana será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El tipo y severidad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

La vaginosis bacteriana es causada por una bacteria; de ahí que por lo general, sea tratada con antibióticos.

¿Qué es la tricomoniasis?

La trichomoniasis, o trichomonas es una enfermedad transmitida por el contacto sexual. La causa el parásito unicelular Trichomonas vaginalis que viaja de una persona a la otra durante el coito. Debido a que la mayoría de los hombres no presentan síntomas con la trichomoniasis, con frecuencia la infección no se diagnostica hasta que la mujer tiene los síntomas de la vaginitis.

¿Cuáles son los síntomas de la trichomoniasis?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la trichomoniasis. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Flujo espumoso, que con frecuencia huele a mostaza, de color amarillo verdoso.
  • Comezón en el área de la vagina y la vulva.
  • Ardor al orinar.
  • Incomodidad en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante el coito.

Algunas mujeres no presentan síntomas con la trichomoniasis. Los síntomas de la trichomoniasis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento para la trichomoniasis:

El tratamiento específico de la trichomoniasis será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El tipo y severidad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Ambas personas en la pareja deben recibir tratamiento contra la trichomoniasis para evitar la reinfección. El tratamiento por lo general incluye la toma de antibióticos. Si una mujer tiene más de un compañero sexual, cada pareja (y las parejas suyas a su vez) también deben recibir tratamiento.

Es importante que las mujeres embarazadas reciban tratamiento oportuno para la trichomoniasis, ya que éste tipo de vaginosis puede causar complicaciones durante el embarazo y en algunos casos, hasta se ha relacionado con los partos prematuros.

¿Qué es la clamidia?

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual que ocurre con más frecuencia en Estados Unidos, y aún así muchas veces no se diagnostica. Si no se trata, la clamidia con frecuencia lleva a la enfermedad pélvica inflamatoria (pelvic inflammatory disease, su sigla en inglés es PID), que aumenta los riesgos de una mujer de infertilidad, adherencias pélvicas, dolor pélvico crónico y los embarazos ectópicos.

La clamidia, cuya causa es la bacteria Chlamidia trachomatis, existe en varias sepas diferentes. Esta forma de vaginitis es la más diagnosticada en mujeres jóvenes de los 18 a los 35 años de edad, que tienen muchas parejas sexuales.

¿Cuáles son los síntomas de la clamidia?

Desafortunadamente, muchas mujeres no presentan síntomas, prolongando el diagnóstico y tratamiento, además de seguir propagando la enfermedad. A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la clamidia. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Aumento de la secreción vaginal.
  • Sangrado poco, especialmente después del coito.
  • Dolor en la parte baja del abdomen o de la pelvis.
  • Ardor al orinar.
  • Pus en la orina.
  • Enrojecimiento e hinchazón de la uretra y de los labios genitales.

Los síntomas de la clamidia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento de la clamidia:

El tratamiento específico de la clamidia será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El tipo y severidad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Por lo general, el tratamiento de la clamidia incluye la toma de antibióticos. Es muy importante que las mujeres embarazadas que están infectadas con clamidia reciban tratamiento, ya que las consecuencias para el bebé que pasa por un canal del nacimiento infectado son bastante graves.

¿Qué es la vaginitis gonocócica?

La bacteria Neisseria gonorrhoeae (N. gonorrhoeae) también puede causar vaginitis, la misma bacteria que causa la enfermedad transmitida sexualmente conocida como gonorrea.

¿Cuáles son los síntomas de la vaginitis gonocócica?

En niños prepubescentes, la infección más común ocurre en el tracto genital, presentando la vaginitis como el síntoma más común. En los adolescentes que son activos sexualmente, las infecciones gonocócicas pueden ocurrir en combinación con otros tipos de infecciones vaginales, y son parecidas a las infecciones gonocócicas que se presentan en los adultos. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la infección gonocócica. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Flujo vaginal amarillento o con sangre (en las mujeres) o flujo blanco amarilloso del pene (en los hombres)
  • Dolor o ardor al orinar (en hombres y mujeres)
  • Dolor o hinchazón en los testículos.
  • Sangrado vaginal durante el coito.
  • Dolor en la parte baja del abdomen (la pelvis) durante el coito (en las mujeres).

Los síntomas de la infección gonocócica pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento de la vaginitis gonocócica:

El tratamiento específico de la infección gonocócica será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • La gravedad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para la trayectoria de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

Si no se trata, la infección gonocócica puede llevar a la enfermedad pélvica inflamatoria (pelvic inflammatory disease, su sigla en inglés es PID), que aumenta los riesgos de una mujer de infertilidad, adherencias pélvicas, dolor pélvico crónico y los embarazos ectópicos (en las trompas de falopio). Debido a esos riesgos, el tratamiento temprano de la infección con antibióticos es esencial. El tratamiento de las parejas sexuales tambien es necesario para prevenir la reinfección y la propagación de la enfermedad.

¿Qué es la vaginitis viral?

Los virus son una causa común de la vaginitis, y la mayoría se propagan por medio del contacto sexual. Un tipo de virus que causa vaginitis viral es el virus herpes simplex (o simplemente herpes, su sigla en inglés es HSV) que tiene como síntoma principal dolor en el área genital, asociado con lesiones y llagas. Estas llagas por lo general son visibles en la vulva o en la vagina, pero ocacionalmente se presentan dentro de la vagina y pueden encontrarse sólo por medio de un examen pélvico. Los brotes de herpes son estimulados por factores tales como el estrés emocional o las situaciones emocionales.

Otra fuente de vaginitis viral es el papilomavirus humano, un virus que también se transmite por medio del contacto sexual. Este virus causa verrugas dolorosas que crecen en la vagina, el recto, la vulva o la ingle. Sin embargo, las verrugas no siempre pueden verse, en cuyo caso, el virus generalmente es detectado por medio de un Papanicolaou.

Durante años, los esfuerzos de investigación se han concentrado en el desarrollo de una vacuna contra el VPH. Ya se han desarrollado dos vacunas contra el VPH y los ensayos clínicos han sido exitosos. Según un estudio publicado en abril de 2005, una de las vacunas tuvo una eficacia del 89 por ciento en la prevención de las infecciones de cuatro cepas particulares de VPH y una eficacia del 100 por ciento en la prevención del cáncer de cuello del útero, las lesiones precancerosas y las verrugas genitales. Esta vacuna fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en 2006. La otra vacuna será enviada para aprobación regulatoria en Europa en 2006.

¿Qué es la vaginitis no infecciosa?

La vaginitis no infecciosa por lo general se refiere a las irritaciones vaginales sin la presencia de una infección. Con frecuencia, la infección se debe a una reacción alérgica o irritación debida a las pulverizaciones o duchas vaginales, o productos espermicidas. También puede ser provocada por la sensibilidad a los jabones, detergentes o suavizantes perfumados.

Otras forma de vaginitis no infecciosa, la "vaginitis por atrofia" suele ser resultado de una disminución de los niveles hormonales a causa de la menopausia, de la extirpación quirúrgica de los ovarios, de terapia por radiación o incluso después del parto, en especial, en el caso de mujeres que amamantan a sus bebés. La falta de estrógeno reseca y adelgaza el tejido vaginal, y puede también provocar goteo de sangre.

¿Cuáles son los síntomas de la vaginitis no infecciosa?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la vaginitis no infecciosa. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Comezón vaginal.
  • Ardor vaginal.
  • Secreción (flujo) vaginal.
  • Dolor pélvico (particularmente durante el coito).

Los síntomas de la vaginitis no infecciosa pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento para la vaginitis no infecciosa:

El tratamiento específico para la vaginitis no infecciosa será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El tipo y severidad de los síntomas.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento de la vaginitis no infecciosa por lo general incluye las cremas con estrógeno o las tabletas orales, que pueden restaurar la lubricación y disminuir el dolor y la irritación.

Conozca más sobre Sharp
Sharp HealthCare es el líder de servicios médicos en San Diego con siete hospitales, dos grupos medicos, y un plan médico. Conozca más sobre nuestros hospitales en San Diego, busque un médico en San Diego afiliado a Sharp o vea nuestra lista completa de servicios medicos.