Fiebre Tifoidea

¿Qué es la fiebre tifoidea?

La fiebre tifoidea es una infección bacteriana que pone en peligro la vida causada por la bacteria Salmonela typhi (S. Typhi). Según la CDC, la fiebre tifoidea es común en los países en desarrollo, donde afecta aproximadamente a 22 millones de personas cada año. La incidencia de la fiebre tifoidea en ciudadanos y los residentes de los E.E.U.U. que han recorrido al exterior es muy bajo.

¿Cómo se propaga la fiebre tifoidea?

S. Typhi vive sólo en humanos, y está en el torrente sanguíneo y los tractos intestinales de las personas que tienen la fiebre tifoidea. Un pequeño número de personas se recupera de la fiebre tifoidea pero siguen llevando la bacteria.

Los portadores y las personas que tienen la fiebre tifoidea activa expulsan S.Typhi en sus deposiciones. La fiebre tifoidea se propaga al consumir alimentos o bebidas que han sido manipuladas por una persona que tiene la bacteria S. Typhi, o si el agua residual contaminada con S. Typhi se mezcla con el agua utilizada para beber o lavar los alimentos.

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre tifoidea?

Cuando se consume la bacteria S. Typhi, ésta se multiplica en el torrente sanguíneo. El cuerpo reacciona con signos y síntomas tales como los siguientes:

  • Una fiebre constante tan alta como 103° a 104° F (39 ºC a 40 ºC).
  • Debilidad.
  • Dolor de estómago.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.
  • Algunas veces una erupción de la piel plana, con puntos rosas.

Los síntomas de la fiebre tifoidea pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la fiebre tifoidea?

La fiebre tifoidea puede diagnosticarse utilizando un examen de sangre o muestra de deposiciones para determinar la presencia de la bacteria S. Typhi.

¿Cómo puede prevenirse la fiebre tifoidea?

Hay una vacuna contra la fiebre tifoidea disponible. Sin embargo, puede perder eficacia después de varios años, así que podría ser necesaria una vacuna de refuerzo.

Otras medidas preventivas para la fiebre tifoidea son las siguientes:

  • Utilizar sólo agua que haya sido hervida o desinfectada químicamente para:
    • Beber o preparar bebidas tales como el té o el café.
    • Lavarse los dientes.
    • Lavarse la cara y las manos.
    • Lavar las frutas y los vegetales.
    • Lavar los utensilios para comer y el equipo para la preparación de los alimentos.
    • Lavar las superficies de los botes, las latas y las botellas que contengan alimentos o bebidas.
  • No comer alimentos o tomar bebidas de fuentes desconocidas.
    • Cualquier alimento crudo podría estar contaminado, incluyendo:
      • Las frutas, los vegetales, las verduras de las ensaladas.
      • La leche y los productos lácteos no pasteurizados.
      • La carne cruda.
      • El marisco.
      • Cualquier pescado capturado en los arrecifes tropicales en lugar del océano abierto.

Tomar antibióticos no es un preventivo para la fiebre tifoidea.

Tratamiento de la fiebre tifoidea:

Visite a su médico inmediatamente si usted piensa que ha estado expuesto a la fiebre tifoidea. Las personas que no tienen tratamiento podrían continuar con la fiebre durante semanas o meses, y podrían eventualmente morir como consecuencia de las complicaciones. El tratamiento probablemente incluirá un medicamento antibiótico para tratar la enfermedad. El tratamiento específico para la fiebre tifoidea será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Es importante recordar que el peligro de la fiebre tifoidea no termina cuando desaparecen los síntomas. Usted puede todavía estar llevando la bacteria S. typhi y la enfermedad puede regresar, y usted podría transmitir la enfermedad a otras personas. Las personas que tienen fiebre tifoidea deberían:

  • Tomar cualquier antibiótico recetado.
  • Lavarse las manos después de usar el baño.
  • Realizarse una serie de cultivos de deposiciones - para asegurarse de que la bacteria S. Typhi ya no está presente.

La fiebre tifoidea y el viajero:

La fiebre tifoidea es muy común en los países en desarrollo y los viajeros que han ido a Asia (excepto Japón), áfrica y América Latina han estado especialmente en riesgo. Los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control, su sigla en inglés es CDC) recomiendan que cuando se viaje a una zona donde es común la fiebre tifoidea, debería considerarse la vacuna una semana antes del viaje.

Conozca más sobre Sharp
Sharp HealthCare es el líder de servicios médicos en San Diego con siete hospitales, dos grupos medicos, y un plan médico. Conozca más sobre nuestros hospitales en San Diego, busque un médico en San Diego afiliado a Sharp o vea nuestra lista completa de servicios medicos.