Fracturas

¿Qué es una fractura?

Una fractura es una ruptura parcial o total del hueso. Cuando se produce una fractura, ésta se clasifica como abierta o cerrada.

  • Fractura abierta - el hueso atraviesa la piel y es visible, o una herida profunda a través de la piel lo deja a la vista.
  • Fractura cerrada - el hueso se rompe, pero la piel permanece intacta.

Las fracturas tienen varios nombres. A continuación encontrará una lista de los tipos de fracturas que ocurren con mayor frecuencia:

  • Fractura en tallo verde - fractura incompleta. Una parte de los huesos se rompe, provocando el otro lado para doblar.
Dibujo de la fractura de greenstick
Clic Imagen para Ampliar
  • Transversa - la ruptura se produce en línea recta atravesando el hueso.
Dibujo de la fractura transversa
Clic Imagen para Ampliar
  • Espiral - ruptura del hueso en forma de espiral; es frecuente en las lesiones por torsión.
Dibujo de la fractura espiral
Clic Imagen para Ampliar
  • Oblicua - ruptura del hueso en forma diagonal.
Dibujo de la fractura oblicua
Clic Imagen para Ampliar
  • Por compresión - el hueso se aplasta, provocando que éste se vuelva más ancho o más plano.
Dibujo de una fractura por compresión
Clic Imagen para Ampliar
  • Conminuta - ruptura en la que hay tres o más partes y fragmentos en el sitio de la fractura.
  • Segmentaria - el mismo hueso se fractura en dos sitios diferentes por lo que queda un segmento "flotante".

¿Qué causa una fractura?

Las fracturas se producen cuando se ejerce sobre el hueso una fuerza mayor de la que éste puede absorber. Los huesos son más débiles cuando se tuercen. Las rupturas de los huesos pueden ser producto de caídas, traumatismos, golpes o patadas al cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de una fractura?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de las fracturas. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en la zona lesionada.
  • Hinchazón en la zona lesionada.
  • Deformación evidente de la zona lesionada.
  • Dificultad para utilizar o mover la zona lesionada de forma normal.
  • Calor, moretones o enrojecimiento en la zona lesionada.

Los síntomas de un hueso roto pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una fractura?

Además del examen y la historia médica completa (en la que se pregunta cómo se produjo la lesión), los procedimientos para diagnosticar una fractura pueden incluir los siguientes:

  • Rayos X - examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  • Imágenes por Resonancia Magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras dentro del cuerpo.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.

Tratamiento de las fracturas:

El tratamiento específico de las fracturas será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la condición.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es controlar el dolor, acelerar el proceso de curación, evitar complicaciones y hacer que la zona fracturada recupere sus funciones normales.

Una fractura expuesta (en la que el hueso atraviesa la piel y es visible, o una herida profunda a través de la piel lo deja a la vista) se considera una emergencia. Ante este tipo de fracturas, solicite atención médica de inmediato.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Férula/yeso (inmoviliza la zona lesionada para facilitar la alineación y el proceso de curación del hueso, evitando así que se use o mueva la zona lesionada).
  • Medicamentos (para controlar el dolor).
  • Tracción
    La tracción es la aplicación de fuerza con el fin de estirar ciertas partes del cuerpo en una dirección específica. La tracción se efectúa mediante poleas, cuerdas, pesas y un marco metálico puesto en la cama o sobre ella. El objetivo de la tracción es estirar los músculos y tendones que se encuentran alrededor del hueso roto para permitir que sus extremos queden alineados y sanen.
  • Cirugía
    Es posible que sea necesaria una intervención quirúrgica para colocar ciertos tipos de huesos en su posición original. A veces, se utilizan métodos de fijación internos (varillas o clavos metálicos colocados dentro del hueso) o externos (varillas o clavos metálicos colocados fuera del cuerpo) para sostener los fragmentos del hueso en su lugar y permitir que éstos se alineen y sanen correctamente.

El tabaquismo y el sistema musculoesquelético:

El consumo de tabaco afecta su sistema musculoesquelético de manera significativa. Según datos de investigación cada vez más numerosos, el tabaco y la nicotina aumentan el riesgo de fracturas de huesos e interfieren con el proceso de cicatrización. La nicotina puede demorar la consolidación de una fractura, la eficacia del estrógeno y puede contrarrestar las propiedades antioxidantes de las vitaminas C y E. En una reunión organizada por la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons), que se llevó a cabo en 2002, se analizó la investigación sobre el tema del tabaquismo y sus efectos sobre el sistema musculoesquelético. Entre algunos de los problemas ortopédicos que causa el tabaquismo se incluyen los siguientes:

  • degeneración del disco vertebral más grave
  • debilidad de los ligamentos espinales
  • reducción en la producción de las células óseas
  • pérdida ósea más rápida en mujeres postmenopáusicas
  • proceso de consolidación de las fracturas más prolongado
  • la cirugía del manguito rotatorio no resulta tan efectiva
  • proceso de cicatrización de las incisiones quirúrgicas más prolongado
  • complicaciones postoperatorias más numerosas
  • retardo en el proceso de fusión espinal

Sin embargo, según los investigadores, en la mayoría de los casos el abandono del hábito de fumar parece mejorar el proceso de cicatrización, excepto en los fumadores crónicos que presentan un daño arterial permanente. Quienes sufren daño arterial permanente debido al tabaquismo quizás tengan dificultades en la cicatrización cuando se ven comprometidas áreas periféricas del cuerpo, ya que el suministro de sangre puede ser deficiente.

Conozca más sobre Sharp
Sharp HealthCare es el líder de servicios médicos en San Diego con siete hospitales, dos grupos medicos, y un plan médico. Conozca más sobre nuestros hospitales en San Diego, busque un médico en San Diego afiliado a Sharp o vea nuestra lista completa de servicios medicos.