Acné

¿Qué es el acné?

El acné es un desorden de los folículos pilosos y las glándulas sebáceas. El acné provoca la obstrucción de las glándulas sebáceas, lo cual tiene como resultado la aparición de espinillas (barrillos) y quistes.

Esta condición es muy común: casi el 80 por ciento de las personas en los EE.UU. entre el 11 y 30 años de edad se verán afectados por esta condición en algún momento. El acné suele aparecer en la pubertad. En esa etapa, los niveles de hormonas sexuales masculinas (andrógenos) se elevan, tanto en los varones como en las mujeres, y hacen que las glándulas sebáceas se vuelvan más activas, lo cual resulta en una mayor producción de sebo.

¿Cómo se desarrolla el acné?

Las glándulas sebáceas producen aceite (sebo) que normalmente llega a través de los folículos pilosos a la superficie de la piel. Sin embargo, las células de la piel pueden taponar los folículos y bloquear el aceite que llega desde las glándulas sebáceas. Cuando los folículos se taponan, las bacterias de la piel (llamadas acnés Propionibacterium o acnés P.) comienzan a multiplicarse dentro del folículo y provocan inflamación. El acné evoluciona de la siguiente manera:

  1. El bloqueo incompleto del folículo piloso origina puntos negros (un tapón negro, semisólido).
  2. El bloqueo completo del folículo piloso origina puntos blancos (un tapón blanco, semisólido).
  3. La infección y la irritación hace que se formen los puntos blancos.

Finalmente, el folículo taponado explota y derrama aceite, células epiteliales y bacterias sobre la superficie de la piel. Como consecuencia, la piel se irrita y empiezan a desarrollarse espinillas o lesiones. La lesión básica producida por el acné se denomina comedón.

El acné puede ser superficial (espinillas sin abcesos) o profundo (cuando las espinillas inflamadas hacen presión hacia dentro de la piel, lo cual provoca la formación de quistes con pus que, al romperse, causan la aparición de abcesos más grandes).

¿Qué causa el acné?

El ascenso de los niveles de hormonas durante la pubertad puede ser causa de acné. Además, existe con frecuencia un factor hereditario. Otras causas de acné pueden ser las siguientes:

  • Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual en las mujeres.
  • Ciertas drogas (como corticosteroides, litio y barbitúricos).
  • Aceite y grasa del cuero cabelludo, aceite mineral o de cocina y algunos cosméticos.
  • Bacterias en las espinillas.

El acné puede verse agravado si se aprietan las espinillas o se restriega la piel con fuerza. La piel también puede irritarse con la fricción o la presión de los cascos, las mochilas o los collares apretados. Algunas condiciones del medio ambiente como la polución o las condiciones de humedad también pueden irritar la piel.

¿Cuáles son los síntomas del acné?

El acné puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, suele afectar a las zonas con una alta concentración de glándulas sebáceas, entre las que se incluyen:

  • La cara.
  • El pecho.
  • La parte superior de la espalda.
  • Los hombros.
  • El cuello.

A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes del acné. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Puntos negros.
  • Puntos blancos.
  • Lesiones con pus que pueden ser dolorosas.
  • Nódulos (bultos sólidos, protuberantes).

Los síntomas del acné pueden parecerse a los de otras condiciones de la piel. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Tratamiento del acné:

El tratamiento específico del acné será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • La severidad del acné.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para la trayectoria de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento del acné es reducir al mínimo las cicatrices y mejorar la apariencia. El tratamiento incluye terapia con drogas tópicas o sistémicas. Según cuál sea la gravedad de la afección, el médico le recetará medicamentos tópicos (medicamentos que se aplican en la piel) o medicamentos sistémicos (medicamentos por vía oral). En algunos casos, puede recomendarse una combinación de medicamentos tópicos y sistémicos.

Medicamentos tópicos para el tratamiento del acné:

Para tratar el acné, se suelen recetar medicamentos tópicos, que pueden ser en forma de pomadas, gel, lociones o soluciones. Entre los ejemplos se incluyen los siguientes:

Peróxido de benzoilo Destruye las bacterias (acnés P.).
Antibióticos Ayudan a detener o volver más lento el crecimiento de acnés P. y reducen la inflamación.
Tretinoina Detiene el desarrollo de nuevas lesiones de acné (comedones) y estimula la renovación de células, lo cual desobstruye las espinillas.
Adapaleno Disminuye la formación de comedones.

Medicamentos sistémicos para el tratamiento del acné:

Los medicamentos sistémicos, o antibióticos administrados por vía oral, suelen recetarse en el tratamiento del acné moderado a severo y pueden incluir los siguientes:

  • Doxiciclina
  • Eritromicina
  • Tetraciclina

Tratamiento del acné severo, quístico o inflamatorio:

En casos de acné severo, quístico o inflamatorio que no se puede tratar con eficacia por otros métodos, puede recetarse isotretinoína (Accutane®), una droga de administración oral indicada para evitar la cicatrización profusa. La isotretinoína reduce el tamaño de las glándulas sebáceas que producen el aceite de la piel, aumenta la descamación y afecta los folículos pilosos, de este modo disminuyendo el desarrollo de lesiones por acné. Esta droga elimina el acné en el 85 por ciento de los casos. Sin embargo, la droga tiene graves efectos secundarios. Es fundamental conversar con el médico acerca de este medicamento.

La isotretinoína no debe suministrarse a mujeres gestantes o que puedan quedar embarazadas, porque existe una alta probabilidad de nacimientos con defectos congénitos de madres que tomaron esta medicación durante el embarazo. La isotretinoína también puede provocar aborto espontáneo o nacimiento prematuro. Debido a estos efectos y para minimizar la exposición fetal, se aprueba la isotretinoína para el mercado únicamente bajo un programa de restricción especial, aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, en inglés) de los Estados Unidos. Dicho programa se denomina iPLEDGE

El objetivo del programa iPLEDGE es prevenir embarazos en mujeres que toman isotretinoína e impedir que las mujeres embarazadas tomen esta medicación. Los requisitos del programa iPLEDGE incluyen:

  • La isotretinoína debe ser recetada únicamente por profesionales que estén registrados y activados
    en el programa iPLEDGE.
  • La isotretinoína sólo puede venderla una farmacia registrada y activada en iPLEDGE.
  • La isotretinoína sólo puede venderse a pacientes registrados en iPLEDGE y que cumplan con todos los requisitos de este programa
  • Se les solicita a las pacientes que pueden quedar embarazadas que usen un método para el control de la natalidad durante el mes anterior al tratamiento, durante el tiempo que éste dure y durante el mes posterior a finalizarlo.
  • Se requieren pruebas de embarazo antes, durante y después del tratamiento.

Tratamiento para las cicatrices del acné:

Su médico determinará el procedimiento dermatológico específico para reducir al mínimo las cicatrices del acné basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • La severidad de la cicatriz.
  • El tipo de cicatriz.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Su opinión o preferencia.

El acné es con frecuencia una condición crónica, pero aunque sólo se padezca durante la adolescencia, puede dejar cicatrices para toda la vida. Las cicatrices de acné tienen la apariencia típica de cicatrices con forma de hoyo o cráter. Si bien el tratamiento adecuado del acné puede reducir al mínimo las cicatrices, varios procedimientos dermatológicos ayudan a que se noten menos aún, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Dermabrasión
    La dermabrasión puede utilizarse para reducir al mínimo cicatrices pequeñas, irregularidades menores en la superficie de la piel, cicatrices quirúrgicas y cicatrices por acné. Como su nombre lo sugiere, consiste en eliminar las capas superiores de la piel mediante un aparato eléctrico que "raspa" la piel. Cuando la piel se cura, la superficie tiene una apariencia más fresca y suave.
  • Exfoliación química
    La exfoliación química se realiza con frecuencia para tratar las pieles dañadas por el sol, con pigmentación irregular y cicatrices superficiales. Consiste en desprender la capa superior de la piel mediante la aplicación de un producto químico. Al retirar la capa superior, la piel se regenera; en general, la apariencia de la piel mejora.
  • Inyecciones de colágeno
    Un tipo de colágeno, que se deriva del colágeno bovino (de la vaca) purificado, se inyecta bajo la piel para reemplazar el colágeno natural del cuerpo que se ha perdido. El colágeno que se puede inyectar se utiliza generalmente como tratamiento contra las arrugas, las cicatrices y las líneas faciales.
  • Reafirmación con rayos láser
    En este tratamiento se utiliza luz de alta energía para destruir la piel dañada quemándola. Puede utilizarse para reducir al mínimo arrugas y cicatrices delgadas.
  • fototerapia/terapia de la luz azul
    Se ha demostrado que la fototerapia que utiliza una fuente de luz azul disminuye la cantidad de bacterias que producen el acné, con un mínimo de efectos secundarios, como la piel seca. La terapia de la luz azul no utiliza rayos ultravioleta (UV), por lo que no daña la piel como lo hacían otros tipos de fototerapias. Según la American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología), la terapia de luz azul es la fototerapia más conocida para el tratamiento del acné.
  • Terapia de energía de luz y calor (LHE, en inglés) pulsada
    Se cree que este tipo de terapia, que combina la luz y el calor, trabaja para destruir las bacterias que ocasionan el acné y para reducir las glándulas que producen la grasitud de la piel. La FDA aprobó un sistema LHE que utiliza luz verde y pulsos de calor para el tratamiento del acné suave a moderado.
  • Injertos con sacabocados
    Los injertos con sacabocados son pequeños injertos de piel que se utilizan para reemplazar la piel con cicatrices. Se perfora la piel en forma de hoyo para retirar la cicatriz, que luego se reemplaza con piel sin cicatrices (suele tomarse de la parte posterior del lóbulo de la oreja). Los injertos con sacabocados se emplean en el tratamiento de cicatrices por acné profundo.
  • Transferencia de grasa autóloga
    En una transferencia de grasa autóloga se usa la grasa proveniente de otra parte del cuerpo para inyectarla en la piel. La grasa se inyecta debajo de la superficie de la piel a fin de elevar las cicatrices hundidas. Este método se usa para corregir los defectos profundos del contorno provocados por las cicatrices del acné noduloquístico. Dado que la grasa se puede reabsorber en la piel después de algunos meses, es posible que sea necesario repetir el procedimiento.

Conozca más sobre Sharp
Sharp HealthCare es el líder de servicios médicos en San Diego con siete hospitales, dos grupos medicos, y un plan médico. Conozca más sobre nuestros hospitales en San Diego, busque un médico en San Diego afiliado a Sharp o vea nuestra lista completa de servicios medicos.